COSECHA DE FLORES PARA EL DÍA DE MUERTOS POR MÁS DE UN SIGLO

La tradición mexicana hace de siembra de flores una labor agrícola

Ejido Concordia, mpio de Chih, Méx.- En plena mancha urbana de la ciudad de Chihuahua, se cosechan flores que son vendidas para el 2 de noviembre, Día de los Muertos en México, una tradición que trae fiesta, feria, altares a los muertos y hasta música, desfiles que hacen alusión a la aceptación de la muerte, entre otras actividades que propician la convivencia y reunión familiar.

Sin duda, uno de los productos más agradables a la vista, consecuencia de esta celebración mexicana, son los extensos campos de flores rojas, amarillas y blancas como si se tratara de un jardín gigante digno de contemplarse, donde se atraen mariposas, avispas, abejas y aves, que están en los cultivos de flor de cempasúchil, mota de obispo, crisantemos, entre otras especies de flores que elevan su demanda para El Día de Muertos.

Este campo se encuentra frente a lo que es ahora es el fraccionamiento El Torreón, ubicado en la Avenida Palestina, donde al menos tres productores de flores ofrecen un paisaje hermoso que ha conservado por más de cien años, según comentó, Manuel Callejas, el productor de 72 años que es la tercera generación de su familia que se dedica a este oficio y que por tradición, siguen sus hijos y nietos expresó.

A pesar de que los campos de flores, han quedado ya en plena mancha urbana al sur de la ciudad, a la vista de los capitalinos parecieran tierras ocultas ya que muchos ni siquiera saben de su existencia.

Los cultivos están en  que el Ejido Concordia aunque se le conoce popularmente como Ejido Robinson debido a que las propiedades están una enseguida de la otra.

Durante noviembre se cosechan  las especies de mota de obispo, cempasúchil, crisantemos y para mayo se cultivan rosas y nube, fecha en la que también hay una alza en la demanda de flores, con motivo del Día de la Madre que se celebra en México el 10 de mayo.

Por esta razón, para mayo, se vuelven a tapizar de flores los campos, aunque de variedades diferentes que más que un negocio, es un regocijo dedicarse a este oficio, considera la familia Callejas.

Este año se cumplen 53 años en que éstos campos se siembran flores, anterior a esta zona, la familia Callejas sembraba en el Ejido Nombre de Dios, cerca de aquí,  donde ahora se ubican las instalaciones del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey.

Los campos se encuentran junto al rio Sacramento, por lo que se han inundado siete veces en los 53 años, producto de las lluvias que han desbordado al rio, pero los estragos no han pasado a mayores.

Sin duda, la tradición mexicana del Día de Muertos trae para México una oportunidad de

negocio, tanto de veladoras, calaveritas de azúcar, para los músicos, venta de comida en los cementerios, pero sobre todo, es una oportunidad para quienes les gusta la siembra de flores como una actividad agrícola.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *