VAL’QUIRICO: UN PEDAZO DE LA TOSCANA DE ITALIA EN MÉXICO

El mexicano Francisco Hernández Centeno, nos comparte su experiencia en Val’quirico, un desarrollo turístico-residencial planeado con arquitectura medieval, característico de la campiña europea, con especial sabor italiano. Enclavado en medio de la zona rural tlaxcalteca, en el municipio de Nativitas. Para su construcción se ha aprovechado el casco de una antigua hacienda, dentro de la cual se ha realizado un trazo urbano redondeado, sencillo, pero cuidado y limpio, incluyendo boutiques, restaurantes, bares, e incluso una plaza de toros.

Los materiales con los que se han construido los inmuebles y el trazo urbano evocan claramente al sabor arquitectónico de la Toscana, en Italia, mezcladas con un sabor mexicano, lo cual hace de este lugar algo único y por demás interesante.

Se ubica en los límites de los estados de Puebla y Tlaxcala, a pocos minutos del aeropuerto internacional de Puebla, aproximadamente a 18 Km en dirección a la ciudad de Puebla de los Ángeles, y desde el centro de ésta, a unos 20 km, en dirección a Tlaxcala. Para llegar, solo tienes que tomar la autopista México-Puebla y desviarte en la salida a Xoxtla. 1.5 km después, encontrarás la entrada a Val’Quirico a mano izquierda.

El aire limpio que se respira y la claridad de su atmósfera en un día con diáfano cielo azul, invitan al visitante a disfrutar desde un desayuno campirano, una comida tipo “comida rápida”, hasta una cena de lo más romántica y sofisticada en cualquiera de los restaurantes que caracterizan a la pequeña localidad, con especialidades de la cocina francesa y, desde luego, italiana, o pasando por un rato ameno, disfrutando de la música y una buena cerveza o un cocktail en alguno de sus bares, así como de los espectáculos que se ofrecen en la placita central, con toda la modernidad de la que se puede echar mano en cuanto a audio e iluminación.

 

Caminar por las calles es toda una experiencia, pues aunque el lugar no es muy amplio, es todo un placer a la vista; cada rincón, cada pasadizo, esconde o lleva a otros con un encanto igual o superior, e incluso la tecnología se hace presente en ese marco tan rústico: su acceso automatizado, sus bares con internet y variadas comodidades, las pantallas LED gigantes localizadas en la plaza, e incluso cargadores para automóviles eléctricos o híbridos, que contrastan con su alumbrado a base de antorchas y sus botes para basura diseminados por sus pasadizos, callejones y plazas, simulando hornillas.

Val´quirico es un pueblo “nuevo” que se encuentra en pleno desarrollo, por lo que seguramente en el futuro no dejará de sorprender cada vez más gratamente a sus residentes y visitantes. Es, sin duda, la mejor opción para disfrutar del sabor europeo, sin salir de México.

Si quieres saber más de él, puedes visitar su sitio web: www.valquirico.com

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *