MUSEO APACHE EXHIBE RÉPLICAS DE GUERREROS INDÍGENAS DEL NORTE

El Sáuz, mpio de Chihuahua, México.- En la ex Hacienda El Sáuz, localizada al norte de la ciudad de Chihuahua, a unos 20 minutos de la mancha urbana, se encuentra el Museo Apache donde se exhiben réplicas de los personajes más importantes de la historia de esta región y parte de lo que ahora es Estados Unidos: Arizona, Nuevo México y Texas.

El museo se ubica en el kilómetro 54 de la carretera Chihuahua-Ciudad Juárez y a 11 más desde el entronque El Sáuz, donde se cuenta la historia de los apaches en Chihuahua y Sonora, así como su presencia en los Estados Unidos,  además de la identificación por grupos, entre ellos los Mezcaleros, Coyotes y Chiricaguas, entre otros.

Entre las réplicas de personajes que se exhiben se encuentra la del indio Victorio, Juh y otros guerreros como el indio Gerónimo.

Una maqueta sirve para explicar la vida y lucha de Victorio en el cerro de Tres Castillos donde fue abatido con gran desventaja a manos de un ejército comandando por Joaquín Terrazas y el capitán Juan Mata Ortiz, junto con 350 hombres quienes rodearon a Victorio en Tres Castillos y el tarahumara Mauricio Corredor le dio muerte.

Para lograr reconstruir en la mente de los turistas la importancia histórica de los personajes, lugareños de El Sáuz, trabajaron diez años en la reparación de la ex hacienda que forma parte importante de esta historia.

Para la exhibición del museo, el Departamento de Patrimonio Cultural del Municipio de Chihuahua, recopiló información bibliográfica de los jefes apaches más importantes, bajo responsiva de Ángel Díaz Rodríguez, licenciado en Historia, quien realizó su tesis de titulación con una investigación sobre los apaches y la Hacienda El Sáuz, y quien además recuperó información con la Nación Mezcalero Apache de Estados Unidos y otras fuentes.

Recientemente reaparecieron algunos descendientes de apaches en Chihuahua quienes han salido del anonimato y crearon una agrupación que intenta rescatar la historia y costumbres de sus antepasados.

LA HISTORIA DE LA HACIENDA EL SÁUZ

Esta ex hacienda era una de las 36 propiedades en su tipo de Luis Terrazas, quien se la compró a Pablo Martínez del Río y data del año 1879. Originalmente contaba con su propia capilla molinos, graneros, casas de peones y todo lo que tenían las construcciones de aquella época, de las que se rescató solo el edificio principal que ahora alberga el museo.

Frente a la ex hacienda también se construyó un centro ceremonial que tiene el objetivo de invitar a quienes todavía hacen rituales apaches, como la asociación  Mezcalero Apache de Nuevo México, Estados Unidos,  a quien se les abre un espacio público para dar a conocer la cultura apache, una vida de cazadores, nómadas y recolectores que vagaban por el suroeste. Las tribus de Apaches eran históricamente muy fuertes, en la constante enemistad con los españoles y los mexicanos durante siglos.

El Ejército de los Estados Unidos, en sus diversas confrontaciones, las encontró para ser guerreros feroces y estrategas expertos en la guerra de guerrillas y jinetes altamente calificados. Las mujeres eran conocidas por su capacidad para encontrar y preparar la comida de muchas fuentes diferentes de plantas.

Cabe destacar, que el museo, incluye una sala que cuenta la historia de los vaqueros de Chihuahua, la charrería y producción antigua de ganado.

ALGUNOS GUERREROS APACHES Y SU HISTORIA

Victorio: Bautizado con el posible nombre de Pedro o Francisco Cedillo, fue raptado por la banda de Mangas Coloradas en las cercanías de El Carrizal, Chihuahua, al ser atacada la Hacienda del Carmen de Peña Blanca. Hijo de padre apache y madre mestiza o mexicana. Ya adulto, lo  reconocieron como jefe. Participó en los movimientos del grupo dirigido por Mangas Coloradas, luego pasó a ser líder, tras la muerte a traición de Mangas.

Antes de hacerse mención de Victorio, su nombre apache fue Beduiat, fue hasta 1865 que aparecen registros con su nombre característico, Victorio, en la población estadounidense de Pinos Altos. Los informes de los oficiales norteamericanos lo elogiaban mucho; sobresalía con maestría en la vigilancia para eludir al enemigo, ya que además de los ejércitos mexicanos y norteamericanos, también se enfrentaba a los exploradores apaches de San Carlos.

En 1878 hubo en Chihuahua grandes sequías, lo que ocasionó ataques de apaches para la obtención de alimentos. En 1880, se celebró un acuerdo entre México y Estados Unidos para acabar definitivamente con los integrantes de esta etnia. Victorio comandaba un grupo de 160 guerreros entre mezcaleros y chiricahuas nedhi.

Este jefe apache fue abatido por el Teniente coronel Joaquín Terrazas y el capitán Juan Mata Ortiz junto con fuerza de 350 hombres. Rodearon a Victorio en Tres Castillos y el tarahumara Mauricio Corredor lo aniquiló, con una gran desventaja para que Victorio pudiera defenderse.

Juh: Jefe Apache, líder y estratega de guerra, alcanzó prestigio como un magnifico líder de combate en 1855 en una batalla contra los mexicanos cerca de Namiquipa, Chihuahua.

Juh y Gerónimo escaparon a Sonora tras la desintegración de la reserva de Chiricahua en el sureste Arizona en 1876, pero Juh reapareció en 1879 cuando colaboró en algunos de los trabajos más sangrientos atribuidos a Victorio en el sur de Nuevo México. Ambos se entregaron en 1880 y se trasladó a la reserva de San Carlos, en Arizona.

Su muerte es atribuida a la caída de una mula o caballo, al ir por un peñasco cerca del río Casas Grandes, en Chihuahua. Fue descrito como de 6 pies o más de altura, de piel oscura, pesaba alrededor de 225 libras, tenía un defecto en el habla. El significado de su nombre es incierto. Dejó un hijo sobreviviente, Ace Daklugie, quien fue intérprete de Gerónimo al narrar sus memorias.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *