LA INDIA, DONDE LA ESPIRITUALIDAD ES PRIMERO

LA INDIA.– La mexicana Yolanda Miranda,  nos comparte su experiencia de viaje de México a La India, donde la percepción desde los ojos de una turista, es que los hindúes, realmente dan prioridad al estado emocional de las personas, la espiritualidad es primero, por lo que trasmiten bienestar, a pesar de la situación de pobreza en que viven, “para nosotros serían personas pobres, pero ellos no se sienten realmente así, son felices, las cosas no tienen importancia, porque ven esta vida como un escalón donde están de paso y creo que es la mejor experiencia que se puede uno traer de La India, no es mero discurso, son personas pobres pero felices, y trasmiten esa filosofía de vida”, expresó Yolanda.

Yolanda dice que planeó su viaje con seis meses de anticipación, pero finalmente se dio cuenta que ni necesitaba de mucho dinero para conocer La India, pues una comida “bien”, en un buen restaurante, cuesta entre los dos y tres dólares, aunque es necesario estar consciente que durante un viaje a La India, no se comerá carne, será vegetariana cien por ciento, se pueden encontrar algunos productos lácteos y huevo pero no carne.

En la ciudad de Delhi, de los mayores atractivos para el turismo es la arquitectura, los templos, mausoleos, mezquitas, “arquitectura predominante tipo Taj Mahal”, entre ellas el Gurudwara Bangla Sahib, la Tumba de Humayun, el Akshardham, entre otros, todos, brindan una sensación de serenidad en su interior, “es lo más maravilloso de La India… es una estancia para lo emocional, porque si vas con otra idea, pues sí sentirás que estás es una zona del mundo donde hay extrema pobreza”, considera Yolanda.

Yolanda junto con su amiga Silvia Cantú, desde Delhi, viajaron en un Tur privado a la ciudad de “Agra”, donde se encuentra el Taj Mahal, el mausoleo considerado como una de las  maravillas del mundo, emblemático de La India, un complejo de edificios construido entre 1631 y 1654 que detrás de él encierra una gran historia de amor.

El príncipe Shahbuddin Mohammed, después coronado con el nombre de Shah Jahan y quien gobernó en paz, sufrió la peor tragedia de su vida al perder a su favorita esposa, Mumtaz Mahal, quien no resistió el parto y al morir, le empezó a construir el mausoleo digno de un palacio.

El Taj Mahal, duró veintidós años en construcción y fue hecho con los mejores materiales de mármol blanco,  canteras de Jodhpur en elefantes, jade y cristal de la China, turquesas del Tibet, lapislázuli de Afganistán, crisolita de Egipto, ágata del Yemen, zafiros de Ceylán, amatistas de Persia, coral de Arabia, malaquita de Rusia, cuarzo del  Himalaya, diamantes de Golconda y ámbar del océano Indico.

Gracias a este mausoleo, la ciudad de Agra ha tenido igual o más importancia que Delhi; para su construcción, se ocuparon 20 mil hombres, con el objetivo de hacer de él, el mejor mausoleo del mundo, el cual lleva el nombre de Taj Mahal, abreviatura del nombre de Mumtaz-i Mahal, cuyo nombre significa Perla del Palacio o “Corona del Palacio”, pues aunque se trate de una tumba, el emperador quiso ofrecerle a su esposa un palacio y una corona.

Sin duda, para Yolanda Miranda, ha sido una experiencia extraordinaria conocer la arquitectura, gastronomía y espiritualidad de La India, pero al saber un poco de las religiones que predominan en este país como la Indú,  Sigh, Musulmana y Budista, es imposible no verlo como una sociedad compleja y difícil de entender sobre todo para una mujer mexicana y liberal como ella se considera. Los católicos en esta región del mundo, son apenas el cuatro por ciento de la población dice Yolanda.

Un dato curioso y de todos conocido es que las vacas son sagradas,  “ y si alguien mata a una vaca accidentalmente o con dolo, es castigado con cárcel, con una sentencia de cadena perpetua, pero si matas a tu suegra por ejemplo, es un año y medio de condena”, expresó admirada.

El excremento de vaca, es utilizado para hacer adobes y con ellos construir casas, así que en las zonas rurales, por la orilla de la carretera, están los cerros de excremento secándose, porque además es utilizado como combustible.

“De lo más curioso que nos tocó experimentar fue la circulación por las calles que no tienen sentido”, expresó.

En un viaje es muy difícil alcanzar a entender sus diferencias religiosas, de lo poco que alcanzamos a entender es que hay cuatro castas en la religión hindú: los Intocables, que desde que nacen hasta que mueren comen arroz, lentejas y garbanzo, porque su religión se los dice, son los que peor viven, es la una forma de vida que no pueden cambiar porque se trata de en qué familia naciste… la casta no tiene que ver nada con el dinero, y no pueden salir de ahí, si lo hacen los expulsan de la religión… nuestro guía era de esta casta y por más que lo invitábamos a comer, no aceptaba porque no podía”, señala Yolanda.

Los hindúes, viven una sexualidad muy restringida, si no estás casado, no puedes tener sexo, un hotel ni siquiera le renta una habitación a alguien que no es casado, para ello deben presentar su acta de matrimonio y éste ocurre solo cuando los papás de la novia tienen algo para dar de dote, quienes son muy pobres, son apoyados por el gobierno para hacerlo, “hay programas del gobierno para darle dote al marido”.

Otra casta es la de los Guerreros, ellos son los soldados y tienen ciertos privilegios, pueden comer de todo, se identifican por una insignia en el turbante. Y solo se pueden casar con los de su misma casta.

Los sacerdotes, son la casta más alta, son familias, ellos también comen lo que quieren y viven como reyes y solo pueden casarse con familias de sacerdotes.

Los Sijistas tienen otra forma de vida, que nació para romper con las castas, todos se apellidan Sikh, jamás se cortan el cabello y nunca y nadie se los puede tocar y la otra relgión predominante son los musulmanes.

El islam es la segunda religión más grande de India y este es el tercer país con mayor cantidad de musulmanes del mundo.

Lo único que Yolanda recomienda al viajar a este país, y con lo que se debe tener extremo cuidado, es que siempre traer el pasaporte mexicano a la mano, pues para todo pedirán por la simple condición de ser mujer, ya que hasta para rentar una habitación de hotel, una mujer sola, debe comprobar que es turista, para quienes buscan unas vacaciones para beber alcohol, conocer mujeres o cualquier otro fin, La India no es el lugar, hay muchas restricciones en ello.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *