TURISMO SOLIDARIO EN CAÑON, RÍO Y CABAÑAS DE BACABURIACHI

Bacaburiachi Carichic Chih, México.- Un cañón con exóticas formaciones rocosas se encuentra en este lugar que goza de un hermoso río y un “brote” de agua caliente ideal para relajarse en medio de la naturaleza, a un par de horas de la capital del estado.

Un grupo de ejidatarios de este lugar, la mayoría de ellos indígenas,  desarrollaron en este lugar un centro turístico a la orilla del arroyo que sale del cañón conocido como Bacaburiachi.

Aquí viven alrededor de 80 familias, todas de muy bajos recursos que se emplean en la venta de servicios que le hacen a sus visitantes, por lo que el turismo es una de sus principales fuentes de ingresos y quienes vienen aquí a vacacionar con poco dinero, hacen una contribución muy importante para que estas familias mexicanas no vivan en la pobreza.

Para hospedarse hay dos opciones, las cabañas propiedad de los indígenas las cuales tienen derecho al uso de las albercas, o acampar en la zona con derecho a los baños públicos.

Aquí hay exóticas formaciones rocosas que de manera natural, quedaron pequeñas piedras acomodadas unas sobre otras hasta formar altas pirámides a la orilla del río.

Parte del atractivo de este lugar es el recorrido que se hace para llegar hasta aquí, pues se pasa por un bosque con extraordinarias formaciones rocosas y una diversidad de árboles.

Otra de las opciones para hospedarse, son las cabañas conocidas como “las cabañas de Don David”.

“Las cabañas de Don David”, diseñadas por David Aranda, simulan en su interior un bosque seco de madera, las piezas completas de pequeños arbustos forman los barandales, los respaldos de camas, sillas, mesas, lamparas y todos el inmobiliario está hecho con raíces de diversos arbustos que se encuentran en el bosque de este municipio.

Los barandales son hechos con el arbusto conocido aquí como manzanilla, otras piezas que se requieren más grandes son de tascates, madroños o pinos, y las paredes de cabañas son de materiales que se encuentran aquí mismo: el adobe que se hace con la tierra, piedra de los arroyos, y madera del bosque.

El único material para la construcción de éstas cabañas que se trae desde la ciudad, son los pisos de la planta baja, y los techos que están hechos con lamina, el resto, todo se consigue aquí, pues incluso el material para unir unas piedras con otras es arena y lodo de este mismo lugar, en otras partes, las paredes están hechas cien por ciento de madera.

La creatividad para hacer una cama con puras raíces, mesas, bancos, sillas, barandales, le nació a David Aranda, desde que empezó a recorrer las tierras que le heredó su padre, llenas de diversas clases de pinos. Este lugar ha pasado a la familia de Don David, varias generaciones, pero fue él quien finalmente, le dio un uso turístico de relajación, para el turismo que busca un lugar tranquilo donde reposar.

Cuenta con cabañas en la cabecera municipal en Carichi, donde ha construido un lago artificial para ofrecer a los clientes pesca deportiva, pero también construyó otra cabaña en Bacaburiachi, donde el atractivo es asistir al río en medio de un cañón.

Un tercer lugar donde habrá de este tipo de cabañas es en Las Juntas, donde los turistas no solo acuden a pescar, sino también recorren un tramo junto al arroyo que cuentan con más de cien cuevas por lo cual se conoce como “cien cuevas”.

Para llegar a este sitio, se viaja desde Chihuahua a la ciudad de Cuauhtémoc, trayecto que dura una hora, luego se toma la carretera a Carichi a donde se viajan otros 30 minutos. Aquí se termina el pavimento y se recorre una hora en carretera de terracería pero el terreno está en buenas condiciones para cualquier tipo de vehículo.

 

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *