CASAS GRANDES, ENTRE ARQUEOLOGÍA, LA HISTORIA MEXICANA Y LOS MORMONES

Casas Grandes, Chihuahua, Méx.- Este municipio cuenta con una gran diversidad histórica y cultural del norte de México, desde el emblemático y atractivo centro Arqueológico de Paquimé que nos cuenta la vida de los habitantes de este lugar desde hace más de mil años,  hasta el reciente asentamiento de la comunidad mormona de los Estados Unidos que arribó a estas tierras desde hace más de un siglo.

Casas Grandes, ha sido distinguido como uno de los Pueblos Mágicos, no solo por su riqueza histórica y cultural, sino por la las joyas arquitectónicas que aún se conservan aquí, el edificio más antiguo de la historia moderna de los mormones, data del año 1886, en tanto que la historia de los mestizos rebaza por mucho el siglo de antigüedad y se puede conocer en sus edificaciones que albergan ahora a la presidencia municipal y sus alrededores.

Para los mexicanos, además de Paquimé, Colonia Juárez es la principal “inquietud” al visitar este municipio, ya que es habitada por la comunidad mormona que basa su economía principalmente en la agricultura y la producción de durazno y manzana, así como en granjas lecheras.

Uno de los principales atractivos para el turismo, es la Academia Juárez, la cual fue construida en 1904 por los mormones que se asentaron aquí, escuela propiedad de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, reconocida por replicar la metodología y estilos de las escuelas estadounidenses en México y aunque en la actualidad la Colonia Juárez es bilingüe, es una de las comunidades poco comunes en México, pues estuvo aislada la mayor parte del siglo XX y por tanto es ahora una de las comunidades mormonas más tradicionales, todavía hablan la lengua inglesa de sus bisabuelos.

La Academia Juárez es una escuela que imparte estudios de secundaria y preparatoria, y resalta entre las montañas por su arquitectura estilo Victoriana de ladrillos, que asemeja a las edificaciones de la famosa película de Harry Potter.

El Templo de Colonia Juárez es  más moderno, fue construido en 1999 y es uno de los más pequeños del mundo entre los templos mormones, pero de una arquitectura moderna y que por su ubicación al borde de una montaña que llama la atención de cualquier visitante.

En el 2010 se inauguró el Museo de Colonia Juárez. Albergado en un edificio histórico del siglo XIX que fue una antigua escuela, el museo cuenta con sala de exposición que cuenta la historia del “mormonismo” traído por los colonizadores, y exhibe objetos de la vida cotidiana de los colonizadores.

Este Pueblo Mágico del Estado de Chihuahua lleva el nombre de “Casas Grandes” por la proximidad que tiene con el sitio arqueológico de Paquimé. Los religiosos franciscanos se establecieron allí con un grupo de indígenas conversos en 1661, y llamaron al asentamiento San Antonio de las Casas Grandes, donde las edificaciones eran de hasta tres pisos, que para una época en la que no existía el acero, fue un gran mérito.

En la cabecera municipal se puede recorrer un  río protegido por álamos, una verde y pintoresca plaza principal, el edificio de la presidencia municipal que cuenta su historia a través de murales, así como el templo parroquial católico.

Al sur de la Colonia Juárez se conserva también el casco de la Hacienda de San Diego, un antiguo edificio con una interesante historia y cerca de ella, se encuentra también el pueblo de Mata Ortiz, un importante centro alfarero cuyos habitantes se dedican en su mayoría a la creación de artísticas piezas de cerámica, enseñados por el famoso artista Juan Quezada.

La laguna Rodolfo Fierro es otro de los sitios agradables para relajarse, donde se puede practicar pesca y en invierno, observar las aves migratorias que vienen a “vacacionar” en estas aguas.

 

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *