ALLENDE, LA TIERRA DEL METEORITO GUARDA MÁS DE 100 MONUMENTOS HISTÓRICOS

Valle de Allende, Chihuahua. México.- Este pueblo gurda 443 años de historia y con ella, acumula 110 monumentos de valor histórico y uno de los museos de arte sacro más importantes del país albergado en el propio templo de este lugar.

El templo de la Virgen del Rosario data de 1574 en aquella época en la que  Valle de Allende se llamaba San Bartolomé, y fue establecido como pueblo de misión por los franciscanos, entre los belicosos indios tobosos, ahora extintos.

Allende pasó a la fama en el mundo no por su importancia histórica en México, sino por la caída de un meteorito en estos terrenos, fenómeno que atrajo a investigadores y turistas de todo el mundo, desde aquel 8 de febrero de 1969 en que los pobladores presenciaron el atípico hecho de la naturaleza.

La fundación de Valle de Allende data de 1574, es de los pueblos coloniales más antiguos de Chihuahua, el segundo más antiguo del estado después de Santa Barbara, de acuerdo con información recabada por la doctora en historia Chantal Cramaussel que realizó su tesis sobre la historia de este lugar.

Otro de los importantes monumentos históricos edificaciones es la antigua aduana nacional que fue la primera del estado y data del año 1750 que era parte del Camino Real de Tierra Adentro y la principal vía de comunicación entre la Villa de Santa Fe en Nuevo México y la ciudad de México, enlazaba esta población y otras importantes haciendas como la del Río Florido, la Concepción y la Santa Cruz de Neyra.

El auge agrícola y mercantil de la región, hizo necesaria esta aduana local donde se cobraban impuestos por el traslado de bienes muebles, y los derechos sobre la compra venta de mercancías.

De Nuevo México llegaban cueros, gamusa, pieles, y madera labrada desde el sur y productos de filipinas además de ropa, huaraches, libros, telas, vinos, herramientas para agricultura, ganadería, rebozos, azúcar, café cacao que venía de Europa y otras regiones de la Nueva España.

También se encuentra aquí el edificio de la primera empresa embotelladora de refrescos del estado, que fue construido en 1574, el movimiento económico de este lugar fue tanto, que durante el auge minero de

Sus tierras fértiles proveyeron a los viejos minerales de Santa Bárbara, San Francisco del Oro y Parral, y fueron la base de donde partieron importantes expediciones hacia el norte, destacando la del adelantado don Juan de Oñate, quien en 1598 fundó Nuevo México.

Aquí también se encuentra el archivo histórico de Valle de Allende, el cual contiene documentos de gran importancia histórica del norte de México.

El pueblo conserva construcciones antiguas como el Santuario de Guadalupe, la Casa Urquidi –construcción del siglo XVIII que fuera residencia de don José Ignacio de Urquidi, primer gobernador de Chihuahua–, la Casa de los Arcos, frente a la plaza; la antigua Aduana Nacional, en la calle Allende, y la casa donde descansó don Benito Juárez en tiempos de la invasión francesa.

 

Allende, ahora es también famoso por contar con los nogales más antiguos del mundo y a nivel local, por sus tradiciones extraordinarias del Día de Muertos.

En la red, el nombre de Valle de Allende, se difunde principalmente por wl meteorito, sus nogales, y la celebración que se da la noche del primero de noviembre de cada año.

La celebración del día de muertos le denominan “seremos”, empieza la noche del primero de noviembre, los niños recorren el pueblo en pequeños grupos, cargando dos sábanas, una vela, un crucifijo, una campana o bote con piedras y una bolsa para guardar dulces, tocan de puerta en puerta, y en cada ocasión uno de ellos se hace el “muerto, tradición que tiene ya más de cien años, una vez que los proveen de dulces, suenan la campana y el “muertito”, se levanta y continúa el recorrido.

 

 

 

 

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *