MILLONES DE AVES MIGRATORIAS LLEGAN CADA INVIERNO

 

Laguna de Mexicanos, Mpio. de Cusihuiriachi, Chih.– cada invierno alrededor de dos millones de aves viajan 3 mil 200 kilómetros para llegar a la llanura del estado de Chihuahua, ubicado al norte de México, pues el clima frío de este lugar, es el verano para ellas que viven en zonas aún más heladas.

Las primeras parvadas arriban entre la segunda y la tercera semana de noviembre y se quedan hasta los últimos días de enero, alimentándose de los granos que encuentran en los diversos campos agrícolas de la región, los cuales se encuentran justo a la orilla del agua.

De acuerdo con  información de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), son alrededor de 126 especies diferentes las aves que visitan la llanura chihuahuense,  provenientes de Canadá, el Norte de Estados Unidos y Alaska.

Las que se pueden observar en grandes paradas son los ganzos, grullas y patos que llegan a los principales espejos de agua dulce de México, entre ellos Lauga Mexicanos, Babícora, Bustillos.

La capacidad de volar de estos emplumados animales, es tanta, que pueden recorrer hasta 8 mil kilómetros, según se ha comprobado con los medidores que se realizan anillando algunas aves con el reporte del sitio hasta donde llegan, dato que se logró con el reporte de un cazador en Ecuador de un ave anillada en Alaska.

Por esta razón se invita a la población que si ven un ave con anillo, llamen para tener registro de cuanto son capaces de recorrer. El programa nacional para el reporte de anillos en las aves puso una línea gratuita en número telefónico que traen las aves en el anillo.

Estas aves, en territorio mexicano se aparean y llegan a empollar a sus lugares de origen, pues el invierno de Chihuahua para ellas es mucho más cálido que su hábitat.

Las aves tienen la capacidad viajar a velocidades entre los 64 y 90 kilómetros por hora, explicó Carlos Morales, titular del departamento de Vida y Fauna Silvestre de la Semarnat.

Las aves recorren distancias de hasta 2 mil 575 kilómetros sin parar, según un estudio realizado por la fundación internacional, DUMAC, que se dedica a la protección y estudio de aves migratorias acuáticas.

Los patos, grullas, pelícanos y gansos, vuelan a 6 mil metros sobre el nivel del mar, detalla la información de DUMAC publicada en el libro “Inventario y Clasificación de Humedales en México”, de los autores Eduardo Carrera y Gabriela de la Fuente.

En el estado de Chihuahua llegan aves a las lagunas: Mexicanos, Bustillos, Babícora, Guzmán, Fierro y Redonda, que se posicionan como los principales sitios húmedos de agua dulce del país, donde cada año llegan las poblaciones más grandes de aves acuáticas migratorias por lo cual, es un atractivo de estudiosos de las aves además de turistas y cazadores.

La ruta que estos animales recorren para llegar hasta aquí, se le conoce como altiplano, y abarca también Durango y Zacatecas. Se estima que a los tres estados, llegan alrededor de cinco millones de aves acuáticas migratorias, según el censo levantado por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos.

Las aves llegan a Chihuahua porque sus lugares de origen es tan frío que en invierno el agua se congela y se quedan sin lugar para nadar y además tienen necesidad de quemar la grasa que acumularon para los largos vuelos, explicó Carlos Morales.

Los gansos, grullas, pelícanos y patos, entre otras aves migratorias, tienen un promedio de vida de entre los 12 y 15 años, y sus viajes son liderados por los más adultos que reconocen las rutas por las corrientes de aire, algunas características del terreno que sobrevuelan así como la posición del sol y las estrellas, ya que acostumbran aparearse en el mismo lugar cada año, viajan en posiciones de “V” para cortar y controlar las corrientes de aire, atrás van las más jóvenes.

DUMAC, reporta que de las lagunas de Chihuahua, la más estudiada es la Babícora, de donde se tiene registro de que hay 123 especies, el 33% de ellas son residentes de invierno, 2% de verano, 1% migratorias altitudinales, 5% transitorias y 6% ocasionales.

En Laguna Mexicanos se han registrado 23 especies de aves, el 74% residentes de invierno y el 26% no tiene una estacionalidad definida. En Laguna de Bustillos se tiene registro de 25 especies, de las cuales el 12% son residentes permanentes, 84% residentes de invierno, y el 4% no tiene una estacionalidad definida.

 

 

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *