BATOPILAS; DE LAS INMENSAS BARRANCAS HASTA SU HISTORIA MINERA Y CULTURA INDÍGENA

 

Batopilas, Chihuahua México.-  Este pueblo pintoresco se ubica en la Sierra Tarahumara del norte de México. Es una de las barrancas más profundas y hermosas donde sea invierno o verano se goza de un clima cálido.

Este lugar es uno de los Pueblos Mágicos de México, el cual guarda una interesante historia de la minería y de personajes ilustres. Aquí nació el ex rector de la UNAM y fundador del Partido Acción Nacional, Manuel Gómez Morín.

Batopilas fue fundado en 1708, por el explorador español José de la Cruz, quien encontró en este pueblo, uno de los yacimientos de oro y plata más ricos del mundo, razón que atrajo a extranjeros a radicar en este lugar y que llegó a tener el más alto nivel de vida con 50 mil habitantes. Fue el segundo lugar del país, después de la capital, en contar con energía eléctrica, según lo revelan los archivos históricos del estado.

Su nombre significa “Río Encajonado” en Tarahumara, haciendo alusión al río “Batopilas” el cual recorre el fondo de la barranca del mismo nombre.

Actualmente cuenta con alrededor de 15 mil habitantes,  la mayoría indígenas que viven en las rancherías aledañas a la cabecera municipal.

El mayor atractivo sin duda, es la inmensidad de sus barrancas, las bellezas naturales que atraen a turistas especialmente europeos, además de la arquitectura que aún se conserva del siglo XVII y XVIII.

Aún se conservan  haciendas y señoriales construcciones como la de San Miguel y la presidencia municipal, la residencia del Marqués Bustamante y la Casa Barffuson, además de sus plazas, puentes de roca, un río y un hermoso acueducto del siglo XIX que formaba parte de la Ruta de la Plata.

En las cercanías de este Pueblo Mágico, se pueden desarrollar diferentes actividades de esparcimiento, como el ciclismo de montaña, nadar en el río, paseos a caballo, en cuatrimoto y visitar el mirador La Bufa desde donde se observa la imponente barranca.

Batopilas tiene la particularidad de contar con diferentes tipos de vegetación y climas, los cuales van desde los bosques de coníferas, hasta plantas particulares del trópico.

Los indígenas de la región venden artesanías como ollas de barro, tambores, cestería y algunos de los instrumentos musicales que ellos utilizan, como el bajo, arcos y violines.

Una de las comunidades cercanas que se recomienda visitar es Satevó, donde se conserva la una Misión construida en 1760, una de las más bellas de México.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *